Buscar

Día Internacional de los Pueblos Indígenas

Por: Candy Bejarano Rizo. Antropóloga.


La Organización de las Naciones Unidas (ONU) desde el 1994, conmemora todos los 9 de agosto como el Día Internacional de los Pueblos Indígenas. Esta iniciativa busca la promoción y difusión de los aportes culturales, lingüísticos, científicos, económicos y sociales de estas poblaciones a la humanidad. Asimismo busca visibilizar las diferentes realidades historias, culturales y sociales respetando plenamente sus características distintivas y sus propias iniciativas.


En este contexto, la ONU estima que existen más de 5.000 pueblos indígenas que viven en 90 países de los cinco continentes, con una población de más de 476 millones de personas aproximadamente, es decir, más del 6,2%[1] de la población mundial.

Uno de los mayores aportes de los pueblos indígenas, ha sido la riqueza lingüística. Los Idiomas indígenas componen complejos sistemas de conocimientos mediante los cuales estos pueblos se interrelacionan, con el universo, sus deidades, tierra, recursos y entre ellos. Este legado lingüístico constituye un aporte cultural irrepetible e irremplazable. Sin embargo, muchas de estas lenguas están en peligro de extinción. Se estima que cada dos semanas muere una lengua indígena poniendo en peligro la cultura y el sistema de conocimiento que aportan[2].


A los fines de garantizar la existencia de los pueblos indígenas, es necesario que los gobiernos de los países donde viven estas poblaciones originarias reconozcan sus identidades, su forma de vida y el derecho sobre sus territorios tradicionales y recursos naturales. El reconocimiento de los derechos humanos de los pueblos indígenas, es muy desigual en las diversas regiones del mundo. Existen países en donde se niega su existencia y todos sus derechos, mientras que en otros países, cuentan con constituciones que reconocen de manera amplia estos derechos y poseen diversas políticas públicas para la garantía de los mismos.


A pesar de gran riqueza cultural y lingüística de las poblaciones indígenas, estas se encuentran entre los sectores más desfavorecidos y vulnerables representando el 15% de los más pobres. Esto obedece, a los proceso de colonización, al desarrollo de políticas públicas discriminatorias, aculturadoras[3] y de dominación a las que han sido sometidos. En este contexto, es necesario también mencionar el proceso de apropiación cultural, que ha impactado negativamente las economías y legados culturales de los pueblos indígenas, donde sus conocimientos y elementos culturales, han sido empleados por la cultura dominante, sin la hacer la debida consulta previa, e informada, o sin mencionar su origen, ni proporcional compensación alguna por su utilización.


La comunidad internacional consciente de esta realidad, ha buscado adoptar medidas especiales para proteger y difundir sus derechos y mantener sus culturas y formas de vida. Entre estas medidas esta la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, en el que cada año se escoge un tema diferente para su promoción. En 2021, el tema es:No dejar a nadie atrás: los pueblos indígenas y el llamado a un nuevo contrato social”.

En base a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que contempla la erradicación la pobreza en todas sus formas y dimensiones y la reducción de las desigualdades. Se propone una visión, donde no solo los gobiernos, sino también la sociedad, los pueblos indígenas, los activistas sociales, las mujeres, la academia y los científicos tienen un papel que desempeñar en la construcción y el rediseño de un nuevo contrato social que sirva a los intereses de los pueblos.


Para logar una sociedad más equitativa y justa es necesaria la participación de los pueblos indígena en la toma de decisiones. Por lo que se ha querido incentivar a los Estados, al reconocimiento de los derechos establecidos en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, especialmente el derecho al consentimiento previo, libre e informado, esto aseguraría una participación significativa y efectiva, posibilitando un nuevo contrato social que permitiría superar el legado de exclusión y marginación que han sufrido los pueblos originarios.




[1] Consultado en: https://www.un.org/es/observances/indigenous-day. [2] Consultado en: https://www.diainternacionalde.com/ficha/dia-internacional-poblaciones-indigenas [3]La aculturación es un proceso de imposición de cambios a una cultura. Cuando dos grupos culturales se relacionan y se modifican mutuamente. Cuando la relación entre ellas implica dominación de una sobre la otra, es decir que es asimétrica, la cultura dominante impone sus normas, costumbres y pautas culturales. Por ejemplo: creencias religiosas, emigración, uso de palabras extranjeras

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo