Buscar

Reflexiones básicas sobre el Día de la NO Discriminación...

Actualizado: 4 mar 2021

De un lado de la frontera mujer indígena, desplazada y del otro lado migrante. No le gustan los hombres o no tiene esposo (que no es lo mismo, pero es igual) y hasta la fecha su español latino es malo con suerte realizó sólo cuarto o quinto grado de educación básica. Por otro lado, hombre homosexual VIH positivo, convicto, negro y gordo e igual que en el caso anterior, sin plata. Ambos ejemplos son observados por mucha gente con cierto alivio de pensar, “gracias a Dios eso no soy yo.”

También, la etiqueta puede ser asignada por la ubicación geográfica de quien observa, en ese sentido puede ser algo como mexicano o peor aún salvadoreño, nica, gitano o la nueva y más reciente, veneco. Sin hablar de los apelativos para referirnos a los aspectos físicos de las personas como el mocho, el ciego, el sordo, el invalido, el transgénero, etc, etc, etc; y peor aún si cualquiera de éstas señalizaciones comienzan con "la”, los niveles de discriminación y exclusión son mayores, con lo cual esta lista se hace interminable así que mejor la dejo hasta aquí.


A esta descripción general se pueden agregar niveles más profundos de discriminación consolidados en nuestra cultura y en nuestra psicología. Por ejemplo, todos aquellos sentimientos negativos contra si mismo, son reflejo de los perjuicios y la discriminación sistemática que existe en las esferas o ámbitos de la sociedad, los valores y la estética como productos inexpugnables de la ideología dominante, los mecanismos de control social existente y los esquemas tradicionales de la construcción histórica de la sociedad. Por ejemplo, pregúntese ¿cuál es el tipo de persona que usted quiere como parejas de sus hijos o hijas? y exactamente allí se verá cuáles son los perjuicios que operan psicológicamente en nosotrxs y que nos distancian para alcanzar una existencia libre de prejuicios


Hoy el CENADEDH conmemora el Día Internacional de la No Discriminación con orgullo y con la esperanza que más temprano que tarde nuestra descendencia aprenda a mirar más claro y pueda ver a través de los hechos de las personas y no a través de sus apariencias.


De igual forma, abrimos el mes de las Mujeres, celebrando la diversidad y la importancia que tiene toda la humanidad sin importar distinciones de ningún tipo, sin discriminar a nadie por ningún motivo, y resaltando que la singularidad es Universal y que la No discriminación es un principio que está consagrado en cuanta norma, ley, tratado, o declaración existe.

Sin embargo, históricamente la humanidad ha construido sociedades en las cuales las diferencias de otras personas significan amenazas contra el poder establecido. El señalamiento de los otros como diferentes es el punto de partida para una supuesta cohesión social y la unidad del cuerpo político, que a la vez sustentan las estructuras de poder y de dominación. Aquí es dónde los defensores y defensoras de los derechos humanos y la justicia social se expresan y luchan por espacios más amplios de participación social y política. Por el aumento significativo del reconocimiento de los derechos de todos los grupos poblacionales y por el respeto de los derechos de todxs, cosa que no es otra que la esencia misma de un sistema democrático de gobierno.

La democracia se ha consolidado como la expresión del sistema de gobierno globalmente aceptado, y la palabra la han usado a diestra y siniestra sin vacilación y en desmedro de su significado para sustentar el poder. Todas las dictaduras (y usted sabrá a cuales me refiero) existentes hoy lo hacen por amor a sus pueblos y la necesidad de gobernarlos hasta que puedan hacerlo por sí mismos, tal como lo expresaría un Rey amoroso.


Lo bueno de esto es que al menos en Democracia está planteado por defecto la posibilidad de participar en el espacio político, la legitimidad de combatir libremente y de forma frontal a las estructuras de opresión por la igualdad, la justicia y las oportunidades de todxs. Claro está que esto aún en democracia pudiera ser causa de la exclusión de las estructuras institucionales del Estado, perder la libertad y hasta la vida.


La discriminación en cualquiera de sus formas, debería ser remora del pasado, no obstante aún opera en cada uno de los corazones de nosotrxs, creo yo con menos fuerza que antes o ante niveles más elevados de la conciencia colectiva. Sin embargo, no es suficiente, debemos caminar hacia la construcción de espacios más respetuosos de las diferencias de cada quien y más inclusivos para ganar en la diversidad y en la perspectiva de una mejor democracia y una sociedad más justa.

En el mes de Marzo el CENADEDH tiene planteado conmemorar con todas sus fuerzas el mes de las mujeres y la defensa integral de los derechos humanos de todxs. El movimiento internacional de mujeres es la vanguardia de la transformación profunda de una sociedad dividida y excluyente. Las mujeres han ampliado las posiciones políticas del respeto a las diferencias y han promovido de igual forma espacios para aquellos grupos que se no han sido representados en la administración del poder.


Si quieres profundizar respecto a este tema te recomendamos visitar la página web en español de ONUSIDA y conocerás en cifras lo que implica la discriminación en el mundo, por medio de un breve resumen estadístico titulado Poner Fin a las Desigualdades: https://www.unaids.org/es/resources/documents/2021/2021-zero-discrimination-day-end-inequalities y te invitamos a descargar su informe en celebración de este día.


Asimismo, te invitamos a seguir nuestras redes sociales y a estar atentos a las próximas actividades del CENADEDH.



77 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo